APRENDER A SER HUMANO
 
APRENDER A SER HUMANO
DIAGRAMA CONCEPTUAL
APRENDER A SER HUMANO
 
Imagen
 
EDUCACIÓN
Cuando hablamos de educación nos referimos a la transformación de nuestros niños en su convivencia con nosotros los educadores u otros adultos.
En este proceso, el niño se transforma en un tipo de ser humano u otro según el tipo de experiencias vividas recurrentemente con sus padres y educadores.

La educación tiene que ver con llegar a ser seres humanos.

Los seres humanos existimos también en el flujo de nuestras emociones.
Los niños crecen como seres humanos entrelazando lenguaje y emociones en su vida cotidiana.
Los niños son seres que aprenden. Son seres que aprenden tanto en los dominios emocionales como racional. No estamos genéticamente predeterminados para ser un tipo u otro de ser humano. Nosotros, los seres humanos, somos seres que aprenden.
El factor más importante en la educación somos los educadores y los sostenes y colaboradores principales son nuestros niños. La tarea central de la educación es la creación del espacio relacional en el que los niños pasan a ser seres humanos responsables, socialmente conscientes, que se respetan a sí mismos.
Los niños aprenden el espacio psíquico de sus educadores. Los temas y contenidos son sólo modos particulares de vivir en esa convivencia.
 
CONCLUSIONES
¿Por qué lo más importante es la educación?
Educar es especificar el tipo de seres humanos que los niños llegarán a ser.
El jardín infantil, junto a la escuela, la familia, la iglesia y el barrio, son verdaderos ‘cultivos’ de seres humanos. No nacemos humanos, nos hacemos humanos en la interacción con otros seres humanos. De cómo convivan los niños dependerá la clase de adulto que llegarán a ser.
Escríbeme
Me interesa tu opinión